A través de la fotografía se captura el paraíso terrenal en el archipiélago de Feroe

Mitos y leyendas sobre tierras perdidas y sumergidas en el mar o tierras paradisiacas con paisajes exuberantes que inspirarían hasta el más novato poeta han cautivado le imaginación del hombre a través de los siglos. Sin embargo, nos adentramos tanto en la fantasía que ignoramos lo verdaderamente bello que tiene este planeta para ofrecernos.

El fotógrafo Lazar Gintchin nos enseña a través de su trabajo un poco de estas maravillas que el mundo tiene escondidas y qué pocos han llegado a apreciar con sus propios ojos. A través de sus fotografías, Lazar recorre los impresionantes paisajes del archipiélago de Feroe, ubicados en Dinamarca.

Con sus imágenes, el artista explora el contraste entre las singulares formas que se elevan asimétricamente en medio del océano y la tenacidad del hombre para establecerse en cualquier lugar del mundo. “Un valle mágico con pendientes entrecruzadas crea un paisaje que uno podría tomar por una Tierra Hobbit”, dice. “Es vibrante y poderoso. Es del tipo que verías en una película o en un cuento de hadas «.

Extraordinarios acantilados en medio del mar evocan a esas antiguas historias griegas, en dónde un grupo de intrépidos navegantes se ven atrapados en una trama llena de magia y fantasía.

Y en dónde creeríamos que solo llega la mano de dios, encontramos la definición de armonía entre la naturaleza y el hombre. Imágenes que evocan las historias de R.R. Tolkien en la Tierra media.

Todas las imágenes son de © Lazar Gintchin

Más Curiosidades